de traslados o cambios domiciliarios.

A menudo, uno de los padres se quiere trasladar después del divorcio o al final de una relación no marital- por una serie de motivos. Dichos motivos pueden deberse a una busqueda de mejor trabajo, o a un esfuerzo de acercarse mas a su propia familia, o quizas porque este empezando una nueva relacion o matrimonio en otro sitio, o cualquiera de muchas otras posibilidades.

Reubicación puede representar un reto, cuando se trata de niños pequeños. Los estatutos de la Florida con respecto a los niños y su traslado, protegen principalmente los intereses del nino y sin embargo tratan de considerar las necesidades y derechos de los padres.

Si la propuesta de traslado consiste en un desplazamiento a más de 50 millas del sitio donde se encuentra el padre con custodia primaria, siempre es necesario presentar una peticion y dar noticia formal al otro padre el cual no tiene la custodia o que comparte la custodia; y esto debe presentarse y ser aceptado en el sistema judicial.

No se debe efectuar ningun cambio sin autorización judicial. La reubicación de un niño sin cumplir con los mandatos guiados por los estatutos de la ley de la Florida, representara una violación de las leyes.

Estas acciones pueden ser consideradas por la corte, si el niño tiene otro padre, y representaria una modificación del plan de crianza como resultado, con lo cual necesita un decreto judicial. Si ambos padres estan de acuerdo con el traslado del niño, entonces ese acuerdo debe ser por escrito y presentado ante la corte. Esto puede tomar varias semanas o meses. Debido a que este acuerdo debe ser aprobado por el tribunal antes del traslado, es imprescindible comenzar el proceso lo antes posible.

Si el padre o cualquiera de los partipantes en la custodia del menor, no está de acuerdo con la reubicación, el otro progenitor tiene que presentar su protesta, igualmente por escrito para obtener una recomendacion judicial. Más importante aún, es que esta petición sea ejecutada lo antes posible, para evitar cualquier desarreglo en el proceso, lo cual puede demorarse entonces un año o más en ser resuelto. Solamente con una representacion legal adecuada, seran capaces de controlar el trafico de documentos y proceder de una manera eficiente y rapida para tratar de conseguir esos decretos judiciales lo mas rapido que sea prudente.

El tribunal examina una serie de factores a la hora de determinar si cualquier cambio representa un beneficio para los intereses del nino, en primer lugar. Tambien van a determinar la necesidad de hacer el traslado que se solicita:

  • Cómo el traslado afectará a la relación del niño con el padre que no tiene custodia
  • Las razones por las que el padre quiere trasladarse
  • La acceptacion por el niño de la reubicación de ese padre o madre
  • la relacion del nino con la madre o el padre que permacera en el mismo sitio
  • la interaccion del nino con otros hermanos y otros miembros de la familia
  • El impacto a la evolución de la educación del niño y el desarrollo emocional
  • El nivel de participación, en la vida del nino, de los padres que quedan atras, antes de la solicitud de traslado

Nuestro equipo de abogados tiene extensa experiencia en este campo de los traslados y cambios domiciliarios y conocen las distintas maneras de proceder, ya que tienen una amplia experiencia en estos casos y saben cómo construir un expediente convincente para lograr su objetivo. Si usted está pidiendo el derecho a trasladar o tratar de evitar que otro padre haga dicha reubicacion, le recomendamos que se aproveche de la ventaja que nuestro equipo de abogados especializados esta dispuesto a poner a su disposicion para adelanter su caso y conseguir los resultados necesarios.

Llame 407-965-2319 o 888-545 -9537 o use el formulario de contacto de este sitio web para programar una consulta gratis sin ninguna obligacion.